Shenzhen, la ciudad china de los 50.000 millonarios

La Cámara de Inversores de Shenzhen, de China, se interesa por el Puerto de Alicante y el tren de la costa
15 septiembre, 2019
Mostrar todo

Shenzhen, la ciudad china de los 50.000 millonarios

Para quien nunca viajó a China, las imágenes del país pueden creer que son como las de un álbum de fotografías en blanco y negro. Pero nada más lejos de la realidad. Impulsada por la apertura económica y su acelerada inserción en el mercado occidental, China combina el régimen político comunista con un intenso crecimiento comercial y urbano.

Ubicada en el sudeste del país, en el Delta del Río Perla y fronteriza con Hong Kong, la ciudad de Shenzhen es un símbolo de esta transformación.Floreciente centro comercial, clúster de startups y grandes empresas tecnológicas, ciudad verde pero llena de rascacielos, Shenzhen era hasta hace sólo 39 años – y como había sido desde unos 1.700 años anteriores- una pequeña aldea agricultores y pescadores.

Los impresionantes edificios de Shenzhen, China (Qilai Shen/Bloomberg china)
Los impresionantes edificios de Shenzhen, China (Qilai Shen/Bloomberg china) (Álvaro Zarzoso)

La transformación

En 1979, Deng Xiapoing, líder del partido comunista y “padre” de la reforma económica, dispuso la creación de cuatro Zonas Económicas Especiales, una de ellas en Shenzhen. El nuevo régimen habilitaba las inversiones extranjeras y la iniciativa privada, por lo que la vieja aldea fue transformada por completo para crear la infraestructura que permitiera recibirlas. Así, a principios de los 80, llegaron al lugar 20.000 constructores para edificar los primeros edificios y caminos.

La ciudad experimentó en pocos años una transformación sin precedentes: hoy hay 10 millones de habitantes y 49 edificios que superan los 200 metros de altura, mientras otros 48 rascacielos están en construcción.

El edificio Diwang o Shun Hing Square, es un emblema del centro financiero de Shenzhen. Mide 384 metros de alto y a principios de los 90 marcó un récord: se construyeron cuatro pisos en nueve días. Hoy se puede subir hasta el piso 69, visitar el Meridian View Center y tener una vista panorámica de la ciudad.

Liu Ruopeng, uno de los millonarios de Shenzhen
Liu Ruopeng, uno de los millonarios de Shenzhen